martes, 10 de julio de 2012

Las ceras


Las ceras son unas barras de colores que se utilizan como los lápices, aunque es imposible mezclarlas antes de usarlas sobre el papel para crear un nuevo color, ya que son sólidas. La mezcla de colores se debe hacer sobre el papel, combinando los trozos y variando la fuerza sobre el papel para dar un tono más oscuro. Un mismo color presionando con mayor fuerza genera un tono más oscuro. No se debe utilizar un tono obscuro y mezclarlo con el anterior, ya que daría un aspecto sucio, por ejemplo al intentar oscurecer un rojo darle un tono negro con degradado haría un mal efecto. Tampoco se puede presionar con fuerza sobre el papel para no deformarlo, para evitarlo se aconseja utilizar un papel consistente. 
No se deben dibujar los contornos con la cera y luego colorear el interior ya que generaría un efecto poco real. Se puede sombrear con dos tonos, de manera que la transición entre uno y otro sea la mezcla entre ambos. Se puede conseguir el mismo efecto mediante tramas cruzadas, un tono en una dirección y otro tono en otra dirección. 
Si se pinta con ceras mediante líneas paralelas se puede hacer que los trazos estén más unidos generando desde lejos el efecto de más oscuridad en ese tono. Con las ceras se puede hacer trabajos de punteado o puntillismo.
Existe un tipo de ceras solubles en agua que se mezclan al pasar por encima un trapo húmedo. En el caso de estas ceras es muy fácil hacer la fusión entre dos tonos, mojando la zona de contacto entre ambos.


Esgrafiado:


1- Se pinta con ceras a distintos colores y luego con cera negra por encima.
2- Se rasca para dejar ver los colores inferiores






No hay comentarios:

Publicar un comentario