martes, 10 de julio de 2012

El dibujo en la arquitectura

El fin de la arquitectura en su ordenación espacial es proporcionar un ambiente para el desarrollo normal de las actividades del hombre y suministrarle un abrigo. En relación a las necesidades humanas, la definición espacial impone dos condiciones que deben aceptarse dentro del marco de la arquitectura, una de ellas es satisfacer las exigencias dentro de un orden y sistema que determine un límite entre la actividad del hombre y el medio en que desarrolla su vida. La otra condición es el conocimiento y uso de unos medios materiales estructurales que den expresión práctica a dichos conceptos espaciales, por ejemplo las primeras construcciones realizadas con material tan noble y duradero como la piedra tenían una gran desproporción entre el volumen del material empleado y el espacio acotado.
Al proyectar edificios el arquitecto va definiendo los distintos volúmenes y concretando el espacio comprendido entre ellos. También se utilizan los espacios exteriores para hacer un estudio de su habitabilidad, las plazas, las terrazas, las calles, son el marco donde se desarrolla gran parte de la actividad humana por lo que deben ser habitaciones al aire libre que el arquitecto se cuida de ordenar en su proyecto junto con los elementos que componen el conjunto de las fachadas que construyen dicho espacio. A este espacio exterior se abren nuestras ventanas y concebirlo desde un proyecto supone condicionar la luz que entra por ellas y ofrecernos un paisaje que adorna cada una de nuestras habitaciones.www.unav.e
http://norbertodorantes.blogspot.com.es


http://intensivocartagena.blogspot.com.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario