jueves, 12 de julio de 2012

Las líneas

En este dibujo podemos observar líneas que son verdaderos trazos, líneas muy expresivas cuyos trazos definen la anatomía de las formas.

La línea es el componente segundo del lenguaje de las imágenes, después del punto. Surge cuando se mueve un punto por lo que es un elemento dinámico. La línea horizontal aparece como un elemento de reposo, de calma, de frialdad, sintetiza lo perecedero. La línea vertical es más vivaz, alegre, de movimiento ascendente, expresa calidez. La línea oblicua es una síntesis de las dos anteriores según se aproxima a una u otra. La línea oblicua suele interpretarse como algo dinámico, inestable, en tensión.

Frente a los vigorosos trazos anteriores en este dibujo observamos unos trazos que denotan una trama más sosegada, un conjunto de líneas casi paralelas que expresan mayor delicadeza y finura en el tratamiento técnico, elementos que menoscaban el efecto del trazo expresivo.

Podemos observar que cuando dibujamos una línea de trazo uniforme u otra variable según presionamos más o menos nuestro lápiz sobre soporte genera efectos distintos en el observador. Al utilizar una línea quebrada de grosor uniforme también podemos generar efectos de tensión, otras veces podemos crear sensaciones de relieve al trazar conjuntos de líneas que definen planos y estos planos generan al mismo tiempo superficies que construyen el volumen de las formas en el dibujo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario