martes, 10 de julio de 2012

La perspectiva

wwwartisticajfk.wordpress.com

La perspectiva tiene como objeto representar el relieve y profundidad de las formas sobre un papel o un cuadro, tal y como los ve el ojo.
 Si tenemos un plano imaginario como una ventana y los elementos exteriores y los proyectamos sobre la ventana desde un punto de vista exterior a la misma, obtendremos la perspectiva de los elementos proyectados sobre la ventana.
La perspectiva cónica es la intersección de los rayos visuales o líneas que unen el punto de vista con los elementos, con el plano del cuadro, del papel o de la ventana sobre la que se va a trazar la perspectiva.
El hombre empezó a utilizarla en el siglo XV como una forma de calcar la realidad tridimensional y proyectarla sobre un plano bidimensional, con ella se empezarían a establecer los primeros principios de la perspectiva tales como que los elementos más lejanos aparecen más pequeños.
El ojo humano observa los objetos de modo distinto a su realidad, bajo ciertas deformaciones. Un ejemplo lo tenemos en la convergencia de las vías del tren que se perciben concurrentes a sabiendas de que son paralelas.
Tenemos por tanto en la perspectiva ciertas deformaciones, las que corresponden al tamaño y otras que son relativas a la configuración. Por ejemplo una figura que aparece más pequeña cuanto más lejos esté es una deformación por tamaño mientras que las líneas paralelas como los raíles del tren que aparecen concurrentes es una deformación de la configuración de esas líneas. Ambas deformaciones están íntimamente relacionadas.
Para poder conseguir una perspectiva de lo que nuestro ojo ve con gran aproximación podemos situarnos frente a un cristal y calcar todos los elementos que aparecen detrás de él con un rotulador. No es exactamente lo mismo ya que estamos proyectando todo lo que vemos sobre un plano recto y todo lo que se aleja de un cono de visión de unos 60° se empieza a deformar cuanto más se aleje, esto quiere decir que la perspectiva de los elementos laterales se distorsionan en mayor medida. Otra contradicción que observamos en nuestra perspectiva sobre el cristal es que los objetos más laterales y de revolución como una esfera aparecen deformados con contornos elípticos y más anchos que los que están frontalmente respecto a nuestra posición. Esto contradice a los principios básicos de la perspectiva en los que los elementos más alejados deberían aparecer más pequeños. En principio sobre el cristal las líneas verticales  aparecen también verticales en la perspectiva, las horizontales paralelas al cristal lo siguen siendo mientras que las horizontales oblicuas son todas concurrentes siempre en un punto del horizonte. Las líneas oblicuas no horizontales también concurren por ser las paralelas en un mismo punto pero fuera de la línea del horizonte. A la altura del punto de vista pasa la línea del horizonte que sería la proyección sobre el plano del cristal con el cuadro del límite de plano del suelo, considerándolo como infinito, debido a la esfericidad de la tierra el horizonte real estaría más abajo y sería una línea curva, tal y como observamos en el mar.


En las páginas siguientes se muestra distintos métodos para construir perspectivas paralelas (aquellas en las que la representación de los objetos mantienen las rectas paralelas) y cónicas (aquellas perspectivas en las que las rectas paralelas se cortan en un punto de fuga):








No hay comentarios:

Publicar un comentario